La costa del País Vasco Francés

¿Recorrer andando la distancia que separa tres de los pueblos más pintorescos de la Costa Atlántica? ¿Hacerlo en compañía del mar (siempre a la derecha), a través de acantilados, playas, pueblos surferos, villas de veraneo de artistas parisinos y escuchando alguna que otra historia de piratas? De ello os queríamos hablar porque sabíamos que os iba a E-N-C-A-N-T-A-R.

Amanecemos pronto para marchar al pueblo francés de Bidart y explicaros durante el trayecto qué significa la llamada Côte Basque, por qué es una de las regiones más pintorescas de la costa Atlántica y qué tipo de parajes y pueblos veremos. El primero será el mencionado Bidart, un encantador pueblo en el que todo (calles, jardines, casas blancas, ventanas rojas…) está perfecto e impoluto, como si fuera un regalo que acabaran de desenvolver.

This is the beginning

En Bidart comienza nuestra caminata hasta Guethary, un pueblo que baila sobre un complicado emplazamiento costero. Una anécdota: Madonna pasó unas vacaciones en Guethary y quedó tan prendada de lo que vivió que, en su siguiente gira, se llevó de telonero a un grupo de txalaparta (un instrumento de percusión típicamente vasco) y llegó a cantar en euskera. ¿Cómo sedujo Guethary a la Reina del Pop? Muy sencillo: arquitectura del relax por doquier, villas hermosísimas, árboles y prados que llegan hasta el mar, acantilados de roca, playas ocultas y ambiente surfero (sí, hay mucha gente guapa).

Saint Pirates de Luz

Llegar a Saint Jean de Luz significa que hemos caminado lo suficiente como para merecernos una comida. Una a base de recetas vascas marineras en uno de los restaurantes de su parte antigua. Protegido por una bahía, Saint Jean de Luz es un apacible pueblo veraniego/pesquero en el que visitaremos la pastelería Maison Adam donde ¡en 1660! crearon los famosos ‘macarons’. En aquella misma época navegaba por la zona un tal Johannès de Suhigaraychipi, un corsario francés que apresó más de 100 barcos británicos, holandeses y españoles. En Saint Jean de Luz montaremos en la furgoneta para conducir hasta España pero antes de llegar nos espera una sorpresa.

Road to Heaven

La llaman ‘La route de la Corniche’ y es una (¡otra más!) de las carreteras más bonitas del País Vasco. El tramo entre Ciboure y Hendaya cuenta con sólo 8 kilómetros pero desearás que no acabe nunca. Bueno, en realidad, sí lo desearás porque, cuando acabe, querrá decir que has llegado a…

Hondarribia (the Glorious)

La última (o la primera, según se mire) ciudad de la costa española es un lugar privilegiado con mar, río, bahía, montañas, un barrio de pescadores que está a la vanguardia de la cocina mundial (no lo decimos nosotros, lo dice el ¡New York Times!) y un barrio medieval amurallado (y calles no aptas para zapatos de tacón) en lo más alto.

Another Road to Heaven

Hay caminos más cortos para llegar a San Sebastián desde Hondarribia pero nosotros viajaremos por el más hermoso: la carretera panorámica del monte Jaizkibel, el tercer monte costero más alto de España. Y allí arriba (no muy arriba, apenas llega a los 500 metros) rodeados de biodiversidad despediremos este día.


Precio para
545€


Precio

  • Precio: dos personas 545€
  • Adulto adicional +125€
  • Niño/a adicional (10-17 años) +85€
  • Menores de 10 años gratis

Características

  • Hora: 09:00 
  • Duración: 8-9 horas
  • Lugares: Bidart, Guéthary, Saint Jean de Luz, Hondarribia

Incluído

  • Guía profesional
  • Transporte
  • Menú tradicional
  • Agua

No incluído

  • Comidas, bebidas y entradas que no figuran en el apartado anterior